Imagínate que se te ocurre una gran idea y decides llevarla a cabo. La idea tiene éxito y tu emprendimiento comienza a tomar forma a tal punto que lograste validar tu producto mínimo viable.

¡Es momento de pensar en legalizar tu proyecto!

Cuando decides legalizar tu emprendimiento, lo puedes hacer de dos maneras diferentes:

  1. Si lo haces como persona natural, simplemente debes registrarte como comerciante en la Cámara de Comercio de tu domicilio.
  2. Pero si lo haces como persona jurídica, debes analizar diversos puntos como: número de socios, objeto social, capital social, derecho de preferencia, quórum deliberatorio, quórum decisorio, entre otros. Estos aspectos se deben incluir en los estatutos de la sociedad, y serán acordes con la sociedad que elijas constituir.

 

¿QUÉ DEBO HACER SI ME QUIERO FORMALIZAR COMO PERSONA NATURAL?

  • Diligencia el formulario de matrícula de comerciante que se adquiere en la Cámara de Comercio de tu domicilio.
  • Si tienes establecimiento de comercio, también debes diligenciar este formulario.
  • Diligencia el anexo DIAN. Te sugerimos que valides con tu contador el promedio de ingresos que debes informar en este documento, porque será la información que la secretaría de hacienda de tu domicilio tendrá en cuenta para efectos de calcular el valor del impuesto de industria y comercio.
  • Abre una cuenta bancaria.
  • Válida con tu contador a que régimen perteneces para conocer tus obligaciones tributarias respecto al IVA.
  • Si tienes empleados, regístrate como empleador ante cualquier operador de seguridad social.

 

A partir del momento que obtengas tu Registro Mercantil, estarás formalizado y podrás obtener beneficios tales como participar en capacitaciones de la Cámara de Comercio, acceder a créditos, participar en ruedas de negocio, acceder a programas del gobierno para inversión y emprendimiento, etc.

 

¿QUÉ DEBO HACER SI ME QUIERO FORMALIZAR COMO PERSONA JURÍDICA?

Si eres un comerciante persona jurídica, es decir, una sociedad o una entidad sin ánimo de lucro (ESAL), te recomendamos seguir el siguiente paso a paso:

  • Valida si el nombre que seleccionaste para la sociedad o ESAL puede ser usado. Puedes realizar la consulta en la página rues.gov.co.
  • Crea los estatutos. En internet encuentras muchos modelos gratuitos pero un abogado es quien podrá entender las particularidades de tu sociedad o ESAL, la forma como van a administrarla, la relación entre los socios y de éstos con la sociedad y las podrán plasmar en dicho documento. Recuerda que estamos para ayudarte.
  • En la página de la DIAN diligencia el. Ten en cuenta que se debe seleccionar “para trámite en Cámara”, pues con ello se te asigna el Nit al momento de la constitución de la sociedad, y así evitarás filas en la DIAN. A tu contador pregúntale cuáles son tus responsabilidades tributarias, pues éstas se deben adicionar en dicho formulario.
  • Compra y diligencia los formularios que exige la Cámara de Comercio de tu domicilio.
  • Una vez registrado, solicita los libros de acuerdo al tipo de sociedad seleccionado. Evita dejarlos en blanco y archivados. Son para tu propio control. ¡Úsalos!
  • Ya con el certificado de existencia y representación legal expedido por la cámara de comercio de tu domicilio, abre una cuenta bancaria para tu sociedad o ESAL.
  • Además, podrás solicitar ante la DIAN la resolución de facturación si así te lo exige la ley.
  • Si tienes empleados registra la sociedad o ESAL como empleadora ante los operadores de seguridad social.

 

En ambos casos, cuando decidas formalizarte, debes determinar tu actividad económica de acuerdo al (clasificación industrial internacional uniforme), que tiene como objetivo agrupar las actividades económicas por categorías.

Esta clasificación la encuentras en internet, y debes contar con ella al momento de diligenciar los formularios que compras en la cámara de comercio de tu domicilio.

Ten presente que algunas cámaras de comercio permiten realizar este trámite de manera virtual, así te podrás ahorrar los honorarios de un abogado.

Revisa la página web de la cámara de comercio de tu domicilio, pues allí encontrarás los pasos a seguir para que tu puedas adelantar el trámite directamente.

La decisión de formalizarte como persona natural o jurídica es el costo que asumimos los emprendedores cuando queremos crecer y llevar nuestro emprendimiento a otro nivel, como empresas de alto impacto.

Aunque la legalización puede afectar tu pyg (estado financiero de pérdidas y ganancias) en el corto plazo, incrementando los gastos de tu empresa, formalizarte te trae beneficios a mediano y largo plazo.

Gozar de reconocimiento social, estabilidad, credibilidad con proveedores, clientes y bancos son apenas algunos de ellos, sin contar con las posibilidades que se te abren para participar en ruedas de negocios y otras actividades que permiten que tu empresa efectivamente llegue a otro nivel. 

Si lo que buscas es un aliado para tu emprendimiento, contáctanos y te ayudaremos, lo importante es llevar tu empresa a otro nivel. Escríbenos a acierto@aciertoabogados.co