Una concentración económica es la unión de dos empresas para lograr una mayor eficiencia y beneficio para ambas, reduciendo los costos internos de cada sociedad.

Las concentraciones económicas a nivel mundial se pueden presentar de dos maneras:

  • La horizontal, que consiste en la unión de dos empresas que están en el mismo nivel de la cadena de producción o distribución de un sector de la economía.
  • La vertical, que se presenta en aquellas empresas que estando en el mismo sector de la economía, no se encuentran en el mismo nivel, sino que una está por encima de la otra.

 

¿Cómo se materializa una concentración económica?

A través de diferentes figuras jurídicas como:

  • La adquisición de acciones de una empresa por la otra.
  • La compra de la totalidad de activos de una empresa por la otra.
  • La fusión
  • Una alianza empresarial, entre otras.

 

¡Cuidado con el monopolio!

Una concentración económica puede afectar la libre competencia en el mercado, dependiendo del tamaño de las empresas que desean unirse y la cantidad de competidores que existen en este.

Es por ello que en algunos casos se requiere de un estudio previo que finalizará con la autorización o no por parte de la autoridad competente de esa concentración económica (para el caso de Colombia, es la Superintendencia de Industria y Comercio).

Si con su unión, están afectando la libre competencia en el mercado, las sociedades participantes deberán tomar medidas que minimicen estos efectos.

En todos los casos, cuando se produzca un efecto anticompetitivo que limita o afecta la competencia en el mercado relevante, se requerirá de un control previo.

 

Caso Siemens – Alstom

Les queremos hablar del sonado caso Siemens-Alstom.

Les contamos que en el mercado ferroviario europeo (mercado relevante) hay varias empresas que se dedican a la señalización ferroviaria y a la fabricación de trenes de alta velocidad, y en él se destacan dos empresas muy grandes: SIEMENS (Alemania) y ALSTON (Francia).

Ambas sociedades, con el ánimo de crear mas eficiencias en el mercado y ser mas competitivos ante la CRRC (empresa China del mismo sector), decidieron unirse con el fin de consolidarse como una gran empresa a nivel mundial, líder en el mercado ferroviario, que pueda ser mas competitiva ante el gigante Chino y hacerle frente a los proyectos que se presenten por fuera de Europa.

Al ser dos empresas de gran tamaño y ocupar gran parte del mercado ferroviario, el anuncio de la fusión llamó la atención de la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea, quien luego de efectuar el control previo, no dio autorización para esta operación, porque la fusión generaría un monopolio en el mercado, que afectaría directamente a la competencia, por desaparecer uno de los actores del mercado relevante.

Esto generaría a su vez, un incremento en los precios de los productos en dos sectores importantes: en el de los trenes de alta velocidad y/o en la señalización ferroviaria.

Las empresas Siemens y Altom comunicaron las medidas que tomarían para evitar los perjuicios al mercado relevante; sin embargo, la Comisión Europea consideró que estas no eran suficientes para eliminar las consecuencias negativas de esta operación.

Mas bien consideró que la misma ocasionaría efectos adversos en el mercado relevante, al no permitir a sus consumidores tener una variedad de actores y productos con precios diferentes, que permitieran la libre competencia.

 

Además, consideró que:

  • El 90% de la operación de la CRRC se encuentra en el mercado Chino.
  • En lo que se refiere a trenes de alta velocidad, el gigante Chino no representa ningún riesgo para el mercado europeo.
  • En materia de señalización ferroviaria, no existen proveedores Chinos que se encuentren presentes en el mercado europeo, y si existieran, les tomaría un tiempo para ganarse la confianza de las empresas europeas y así desplazar la trayectoria de empresas como Siemens y Alstom.

Este caso nos deja varias enseñanzas en materia de derecho de competencia, pues aunque se afectaron los intereses económicos y políticos de dos empresas y dos países, respectivamente, lo que nos enseña es:

  • Que el mercado relevante deberá ser protegido en contra de grandes monopolios.
  • Que el mercado se protege de los monopolios, porque estos dañan empresas mas pequeñas que siempre carecerán de fuerza económica y recursos para hacerles frente, al no poder competir con sus productos, así sean de mejor calidad.
  • Se debe incentivar la libre competencia en el mercado.