En el mes de la mujer queremos, desde Acierto, hacerle un pequeño reconocimiento a una mujer excepcional, que aportó todos sus conocimientos y habilidades al mundo del emprendimiento de nuestra ciudad y del país.

Empecemos por su trayectoria.

Liliana se graduó en administración de negocios en la Universidad EAFIT, se especializó en Alta Gerencia en la Universidad de Medellín y obtuvó el título de Magíster en Dirección y Administración de Empresas de la Universidad Internacional de La Rioja (España).

La última institución en la que trabajó fue Creame, entidad que vió crecer y a la que perteneció por 20 años.

Su apasionado liderazgo y su capacidad de acción permitieron que Liliana, como directora de esta institución, participara en la creación de mas de 21.000 empresas pertenecientes a todos los sectores productivos del país, impactando así empresas en casi 20 departamentos y contribuyendo a la generación de mas empleo en Colombia.

Fue una mujer con determinación y visión.

UNE MUJER EXCEPTIONAL

Actualmente, en el siglo XXI, y después de muchos años de lucha para reivindicar nuestros derechos, vemos como la mujer representa un papel importante en la empresa.

Encontramos mas mujeres ocupando cargos directivos, influyendo en el mundo de los negocios y porque no en el mundo del emprendimiento. Liliana fue una de ellas. Todos sus esfuerzos se encaminaron en apoyar a mas emprendedores, convirtiéndose en un referente importante en el ecosistema del emprendimiento en Colombia.

Ella fue inspiración y motor, no solo para mujeres emprendedoras, sino también para todas aquellas ideas de negocios que pasaron por Creame.

Nos enseñó a ser perseverantes, disciplinados, apasionados por nuestro quehacer diario. Nos contagió de amor por la innovación y el emprendimiento.

EL LEGADO

Algo que aprendí de Liliana es a luchar por mis sueños, y claro está, como Directora, por los de Acierto.

Entendí que como mujer hago parte de un pilar importante para la economía de nuestro país.

Somos capaces, fuertes, perseverantes, apasionadas, tolerantes y sobre todo podemos ser madres, esposas y empresarias exitosas a la vez.

El mayor homenaje que podemos hacer por nuestra querida Liliana es continuar trabajando día a día por lograr la transformación de nuestra sociedad desde nuestros proyectos, el no desfallecer a pesar de las adversidades y en continuar aportando un granito de arena al ecosistema de emprendimiento y a la equidad de género de nuestra sociedad.

Liliana Falleció el pasado 27 de diciembre de 2019. Con nosotros sigue viva la llama que la movía, esa fuerza imparable y ejemplo de una Mujer Colombiana.