Imagínate que se te ocurre una gran idea y decides llevarla a cabo. La idea tiene éxito y tu emprendimiento comienza a tomar forma a tal punto que lograste validar tu producto mínimo viable. ¡Es momento de pensar en legalizar tu proyecto! Cuando decides legalizar tu...