HABLEMOS DE LA VISIÓN DE TU EMPRESA

HABLEMOS DE LA VISIÓN DE TU EMPRESA

EN MOMENTOS DE PANDEMIA, NECESITAS RESCATAR LA VISIÓN DE TU EMPRESA

En este artículo no hablaremos de la visión como parte de tu portafolio o como el letrero de la entrada de tu empresa. Mas bien, hablaremos de la visión como el combustible que necesitas para darle vida a tus ideas y tus sueños.

Ten claro un punto importante. No confundas el poder de adaptación y la capacidad de resolver imprevistos, como el que vivimos actualmente, con el hecho de vivir sin norte y sin rumbo fijo.

Para ser exitoso y reinventarte, sobre todo en momentos de crisis, necesitas contar con una brújula. Una carta de navegación que te permita planear y saber hacía donde guiarás tu empresa.

¡Comencemos por lo básico!

Todo negocio, o bueno la mayoría, comienzan por un sueño, que te lleva a un momento en el que la inspiración fluye por tus venas.

Pero ¿qué es lo que hace que esa idea se convierta en realidad? ¡Sencillo! Le das vida a esa idea cuando la pones en un papel, investigas sobre ella y le comienzas a dar estructura, convirtiéndola en un proyecto.

No importa que tan loco sea, todo es posible, no hay límites.

Y, ¿qué sigue después?

Una vez materializaste la idea, es pertinente hacer una investigación de mercado que te permita ver la viabilidad de tu proyecto.

En esta etapa te sugerimos revisar tus primeros números, analizar los competidores, determinar tu nicho de mercado y estructurar tu “cliente soñado”. Quizás pienses en aliados estratégicos o elabores con nosotros tu ruta legal.

Pero, lo importante es…

la inspiración que esa idea genera en ti o como ella permite que reinventes tu empresa. La pasión que le metes para que eso que llamas proyecto, se convierta en tu propia empresa y crees nuevas realidades para ella.  No hay nada mejor que levantarse día a día pensando que tu propio negocio lleva impresa tu motivación.

Producto o Servicio Mínimo Viable (PMV – SMV)

Llega un momento en el que debes crear y desarrollar un PMV o SMV, aquel producto o servicio que cumple con los requisitos mínimos que necesitas para validar si es aceptado por tus clientes, si lo compran, si te hacen sugerencias de cambio o para saber cómo rota en el mercado.

Esta etapa es bien importante porque sabrás si podrás seguir para adelante o mejor cambias de idea.

Y ahora, ¿qué sigue?

En este momento te das cuenta que puedes comenzar a vender tus servicios o entras en la etapa de producción de tus productos.

Comienzas a vender y te encuentras pedaleando, sin saber hacia donde vas

Allí es donde te das cuenta de la importancia de tu Visión y te sales de la tan mencionada carrera de la rata. Tener claro hacia dónde vas, cómo llegarás, con quién lo lograrás, cuándo será, entre muchas otras preguntas, te pondrán a pensar con más claridad sobre la estructuración de tu modelo de negocio y su planeación estratégica, y para lograrlo necesitarás recordar tu visión.

La Visión es, entonces,

la carta de navegación de la que hemos hablado. Es la que me permitirá seguir adelante, así exista una pandemia en curso o aún mejor, recordar mi visión me genera enfoque para reinventarme y reinventar mi idea, mi negocio o mi empresa.

Si aún no tienes de esa visión de la que te hablamos, te sugerimos pensar en cuáles son esos objetivo que te has propuesto.

Por ejemplo, si uno de tus objetivos es ofrecer a tus clientes soluciones integrales para lograr fidelizarlos, allí tendrás la posibilidad de diseñar una ruta de acción, un A B C… En pocas palabras, la creación de objetivos te da la posibilidad de crear estrategias en diferentes áreas de tu empresa como la administrativa, operativa, financiera y por supuesto la legal.

Pero ¿de qué sirven los objetivos sin la motivación?

Eso no cuadra ¿cierto?

Lo que hace que tu visión funcione es cuando te das cuenta que necesitas tener ciertas cualidades importantes. La acción masiva es una de ellas.  Es esa capacidad de intentarlo una y otra vez por diferentes caminos hasta hallar la forma correcta. Es confiar en tus capacidades, tu conocimiento, es cuando crees que lo puedes lograr.

¿Cómo Hacerlo?

Te recomendamos plantearte unos objetivos, que bien se conocen como objetivos S.M.A.R.T, y motívate constantemente para que perdure tu poder de intentarlo cuantas veces sea necesario, pero ya no irás a tientas, irás con la seguridad que tu visión es parte de la planeación estratégica y contiene, de forma clara, los objetivos propuestos.

Si quieres saber mas, te invitamos a leer el próximo artículo donde les explicamos los objetivos S.M.A.R.T.

Y en caso de dudas, recuerda que nos puedes consultar como crear tu modelo de negocio, tu plan estratégico y sobre todo como activar esa motivación para emprender con lo que mas te gusta hacer.

 

HABLEMOS DE REUNIONES DE ASAMBLEA O JUNTA DE SOCIOS Y LAS ACTAS

HABLEMOS DE REUNIONES DE ASAMBLEA O JUNTA DE SOCIOS Y LAS ACTAS

Aunque es un tema legal y muy ladrilludo, les queremos hablar de las reuniones de Asamblea de Accionistas o Juntas de Socios y de las actas que deben preparar luego de estas reuniones.

¿ASAMBLEA DE ACCIONISTAS O JUNTAS DE QUÉ?

Te lo explico sencillo. En Colombia existen diferentes tipos de sociedades. Las mas conocidas son las S.A.S. (Sociedades por Acciones Simplificadas). Hay unas similares en algunos aspectos como las sociedades anónimas (S.A) y otras muy diferentes como las sociedades de responsabilidad limitada (S. Ltda). 

Cuando el accionista o los accionistas que hacen parte de una S.A.S o los socios de una sociedad de responsabilidad limitada deben tomar decisiones, se reúnen en lo que llamamos Asamblea de Accionistas o Junta de Socios, respectivamente. En el mundo jurídico lo llamamos el máximo órgano de la sociedad. Revisen sus estatutos y podrán validarlo.

¿SON OBLIGATORIAS LAS REUNIONES DE ASAMBLEA DE ACCIONISTAS O JUNTAS DE SOCIOS? 

Conforme con lo señalado en el Decreto 434 del presente año, se amplió el plazo para realizar las reuniones ordinarias del máximo órgano social de las sociedades colombianas para el ejercicio de 2019. Por lo tanto, a diferencia de lo señalado en el artículo 422 del Código de Comercio, las reuniones ordinarias del máximo órgano social se podrán realizar hasta dentro del mes siguiente a la fecha en que ocurra el levantamiento de le Emergencia Sanitaria declarada por el Ministerio de Salud y Protección Social. Y como consecuencia de ello, la reunión por derecho propio este año será el día siguiente al vencimiento del mes que se debió hacer la reunión ordinaria terminada la emergencia sanitaria. Por lo tanto, la información que compartimos hoy contigo es lo que generalmente señala el Código de Comercio.

La ley exige que este máximo órgano se reúna por lo menos una vez al año, entre los meses de enero y marzo, para aprobar los estados financieros del año inmediatamente anterior y analizar a situación de la sociedad. En este caso si son obligatorias.

Las decisiones del giro originario de la gerencia, algunas no necesitan estar autorizadas en actas. Sin embargo, hay otras decisiones que deben ser aprobadas por la Asamblea de Accionistas o la junta de socios, como son:

  • Reforma de estatutos.
  • Cesión de acciones para agotar el derecho de preferencia.
  • Nombramientos de representante legal, revisor fiscal, si así se establece en los estatutos.
  • Nombramiento de junta directiva cuando la sociedad tengan creado este órgano.
  • La venta de un activo o la compra de otro.
  • Ciertas autorizaciones al representante legal.
  • Algún endeudamiento.
  • La aprobación de una inversión
  • Y muchas mas….

Y en estos casos sería obligatoria la reunión.

Estas reuniones pueden ser ordinarias, las que se citan para aprobar los estados financieros del año inmediatamente anterior, o extraordinarias, las que se citan para tratar cualquier otro tema.

¿QUÉ DEBO HACER? 

Si tu que nos lees, eres el representante legal de una empresa, revisa los estatutos, porque muy seguramente estás obligado a convocar a la reunión ordinaria que se debe realizar antes que termine el mes de marzo de cada año. (Ten en cuenta los cambios según Decreto 434 del presente año).

Te recomendamos que para la convocatoria tengas en cuenta estos tres requisitos:

  1. La persona encargada de hacer la citación (órgano).
  2. El medio en el que informo a los socios que habrá una reunión, y
  3. El tiempo con el que les debo informar sobre la reunión.

Así que apúrate y revisa porque aún estás a tiempo de citar para la reunión ordinaria de asamblea de accionistas o junta de socios. Recuerda incluir en la citación, los temas a tratar (orden del día) y tener a disposición de los socios toda la información que necesiten para ejercer el derecho de inspección.

¿QUÉ DOCUMENTO HAGO PARA COPIAR ESAS DECISIONES QUE TOMAMOS EN LA REUNIÓN?

Todas las decisiones que tome la asamblea de accionistas o la junta de socios deben transcribirse en un documento, que la ley denomina acta.

Aprovecha este blog para conocer los requisitos que deben tener las actas y puedas hacer el acta de la reunión ordinaria de marzo conforme lo exige la ley, o visita nuestra canal de YouTube donde encontrarás un video con información de tu interés:

  1. Indica el nombre de la sociedad y el tipo de la reunión.
  2. Incluye el número del consecutivo del acta y el órgano que se reúne.
  3. La fecha y la hora de inicio de la reunión.
  4. Si no está el 100% de los socios, debes indicar como se hizo la convocatoria, explicando cada uno de los diferentes requisitos que vimos anteriormente (medio, órgano y antelación)
  5. El domicilio donde se hace la reunión. Recuerda que, si no está el 100%, la reunión debe hacerse en el domicilio social.
  6. Para que pueda iniciar la reunión, se debe verificar el quórum deliberatorio.
  7. Cada decisión debe estar aprobada, indicando el número de votos o porcentaje por la que se aprobó. Ten en cuenta que algunas decisiones se aprueban con el 51%. Otras con un quórum superior. Esto lo deben revisar en los estatutos.
  8. Al finalizar el acta, recuerda aprobarla.
  9. Fecha y hora de finalización de la reunión.
  10. El documento debe estar firmado por quienes actuaron como presidente y secretario de la reunión.

Con el cumplimiento de estos requisitos, vas a garantizar no sólo que la reunión sea válida, sino que las decisiones que constan en el acta, además de válidas sean eficaces.

¿Y SI NO CONVOQUÉ, QUÉ PASA?

La ley te da la opción de tener la reunión ordinaria el primer día hábil del mes de abril a las 10 am, en las oficinas del domicilio social, con el fin de proteger el derecho a reunirse como mínimo una vez al año por parte de los socios. (Recuerda los cambios que se dieron este año por la emergencia sanitaria )

Pero ten presenten que no puedes cambiar la fecha ni la hora de esta reunión.

Ahora si manos a la obra. Todos a convocar a la reunión ordinaria de asamblea de accionistas o junta de socios.  Si tienen alguna duda nos pueden contactar por correo electrónico a acierto@aciertoabogados.co o al celular (317) 339 7184 y resolveremos tus inquietudes al instante.